Siria: Primer día de tregua

caossiria
SUZANNE AL-SAMMOUDI PELÁEZ

La tregua de Alto el fuego que entró en vigor durante la noche del jueves parecía crear expectativas y esperanzas tanto para los sirios como para el resto de personas que atentamente siguen este cruento conflicto.

Este acuerdo se produjo justo después de otro firmado entre Turquía y Rusia a principios de este mes en donde evacuaron, o más bien desterraron, a los últimos civiles del este de Aleppo después de que fuesen confinados en un pequeño enclave por una ofensiva del régimen.

Entonces después de tanto desastre, llega este cese de ataques tan deseado que en un principio concernía a la zona de Aleppo pero que finalmente decidieron extenderlo al resto de territorio sirio.

Pero, apenas han bastado dos horas para que de nuevo el régimen violase este compromiso ya que se han registrado ataques en los alrededores de la población de Tella al Biyu, en el norte de Hama, y en los suburbios de Damasco. Según informó el observatorio sirio de derechos humanos con sede en Londres, varios activistas sobre el terreno iban informando de las batallas que se producían entre el régimen y grupos rebeldes pero que, como siempre, acabó salpicando a los civiles de la zona.

Recordamos que quedaban excluidas en este acuerdo cuatro grupos como Daesh, las Defensas Democráticas Sirias Fateh al Sham, y las Unidades de Protección Popular Kurdas (YPG). En cambio grupos como Ahrar al-Sham aceptaron de alguna manera el acuerdo aunque sin mostrar realmente fiabilidad. “Ahrar el Sham está de acuerdo con el alto el fuego pero no con la letra pequeña del acuerdo. Parte de sus combatientes quieren sumarse a Fateh al Sham, mientras que otros son más cercanos al Ejército Libre Sirio (ELS)”, aseguró Idlib Abu Omar, miembro de  Ahrar al- Sham.

Ahrar al-Sham tenía pensado unirse a Fateh al-sham para compilar más fuerza en su lucha contra el régimen, pero Ankara advirtió al grupo del peligro que correrían sui lo hiciesen, ya que pone contra las cuerdas a Ahrar al- Sham quien depende del acceso a las rutas de abastecimiento hacia territorio turco.

En cambio Hezbollah, la milicia libanesa considerada como grupo terrorista según la Unión europea y Estados unidos obviamente al ser uno de los principales aliados del régimen este nunca se tendría en cuenta a la hora de excluir o incluir a grupos en el Alto el fuego.

No olvidemos que antes de entrar el vigor el nuevo acuerdo parece que las fuerzas del régimen y aliados quisieron aprovechar para sumar más víctimas bombardeandoo en un colegio cercano a Damasco. Pero el ataque a la escuela no fue el único que se produjo antes de la paz momentánea. También se produjo un intenso bombardeo aéreo y de artillería de leales al régimen contra la región de al- Goutta Oriental, a las afueras de Damasco. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 23 personas perdieron la vida.

El último alto el fuego, negociado  el pasado mes de septiembre entre Moscú y Washington no tuvo éxito tras tardar no más de una semana en fracasar.

En cambio esta nueva tregua, que piensa seguir su curso pese a los ataques ya acontecidos, se trata de la primera negociada entre la potencia turca, valedora de los grupos de oposición siria, y la rusa, aliada del régimen assadista, tras seis años de guerra que se ha cobrado la vida de más de 500.000 personas, miles de desaparecidos, millones de damnificados y medio país desplazado y refugiado.

Ver más:

Compártelo: