EDUCACIÓN CONTRA LA IGNORANCIA. NECESITAMOS UNA “CULTURA DE PAZ”

IMG-20170419-WA0007

“Podemos vivir juntos, la diversidad no es un problema, es una riqueza”.  No son palabras huecas, salen de un corazón golpeado por la barbarie.

Mientras hablamos con Anne Hidalgo, alcaldesa de París, sus ojos transmiten el sufrimiento de sus ciudadanos y por eso tiene muy claro cuál es la solución para superar esta situación, la educación.

La violencia es inadmisible, no podemos ser endebles a la hora de condenarla, pero al amparo de esa violencia, muchos juegan con la ignorancia de los ciudadanos para plantear conflictos donde no los hay, crear tensión en vez de buscar caminos de entendimiento.

Las ciudades y sus regidores tienen un papel fundamental en la consecución de una verdadera cultura de Paz. Hidalgo nos dice que los alcaldes tienen interiorizado que su trabajo es conseguir la convivencia pacífica de las distintas poblaciones, culturas y religiones que conforman sus ciudades.

Es el motivo que reúne en Madrid estos días a decenas de alcaldes y alcaldesas llegadas desde todo el mundo. Roma, Bruselas, Nueva York, La Paz, Estrasburgo, Montreal, y otras importantes ciudades no han querido faltar a la cita con esta primera edición del Foro Mundial sobre las Violencias Urbanas y Educación por la Convivencia y la Paz, impulsado por Anne Hidalgo y Manuel Carmena, alcaldesa de Madrid.

Carmena, con la que también hemos tenido oportunidad de charlar, insiste en la idea expresada por su homóloga parisina al hablar de la convivencia entre musulmanes y cristianos asegurando que “las dos culturas tienen la misma base. Ambas nacen del modelo de humanidad, lo que hay que hacer es encontrarlas y quitar la hojarasca que nos impide vernos como seres humanos tan iguales”.

El Rey Felipe VI, en la inauguración de este Foro Mundial ha querido resaltar que el crecimiento acelerado de las ciudades las ha convertido en “espacios complejos para la convivencia”, por lo que ha animado a las instituciones y gobiernos a fomentar “una auténtica cultura de paz” como vía para frenar las distintas violencias urbanas.

 

Por Javier Barrio